¿Triunfas? La muñeca rusa

¿Triunfas? Así me lo suelta mi amiga del alma… precisamente ahora con las celebraciones del Día de la Mujer. Aunque ya han pasado más de dos meses desde que hablé con ella, sigue siendo la misma. A saber a qué se refiere con esta preguntita…

¿Triunfas en qué? Le devuelvo yo.

En ti.

¿En mí?

Sí, en ti.

Reflexiono. Porque es más fácil valorar el triunfo dentro de tu profesión, o en la relación de pareja, que sobre uno mismo. Como hace mi colega Bru Rovira con su reciente novela “Matar al director” enmarcada en el mundo del periodismo y de la política. Una reivindicación de la profesión y una denuncia de sus peores prácticas.

Este tipo de triunfo le costó un poco más a la reconocida periodista nacida en Zimbabue e instalada en Londres, Paula Hawkins. Finalmente lo consiguió con su novela llena de giros y trucos “La chica del tren”. Una historia que fue adaptada al cine en el 2016.

No le costó tanto a la popular escritora sueca Camilla Läckberg. Su libro “La princesa de hielo” se ha editado en más de 30 países. Aunque en su vida personal ya lleva al menos tres matrimonios. ¿Ha triunfado entonces?

Tal vez sí ha triunfado Manuel Gil Giraldo, apodado Magil, en sus documentados libros “Crónica oculta para la paz” y “Tras la paz de vida” sobre el conflicto colombiano. Casi le cuesta la vida. Estremecedor cuando tuve un encuentro con el autor hace apenas tres semanas en Barcelona durante la clausura de la exposición “Memorias de tierra” organizado en el taller galería “La maldita estampa”, y con la participación del joven Ariel Arango Prada, director y fundador de Entrelazando, una productora itinerante en Latinoamérica.

A Magil me lo presentó la incansable artista Natalia Cajiao que ahora expone del 8 al 30 de marzo en la “1ª Mostra d’Art descalç per la Terra” en Casa Lluvià, Manresa. El arte como camino para conectar la parte sagrada de la naturaleza y del ser humano. Muy interesante el proceso que se propone. Impulsado por Justícia i Pau, una asociación que defiende los derechos humanos desde hace más de 50 años. Tal vez sea esto triunfar.

Magda Barceló da unas pistas sobre el triunfo en su libro “Da vida a tus sueños: 12 caminos para crecer y despertar”, donde recoge doce historias reales de personas que han vivido todo un proceso sobre sí mismas. Aclara que cuando sales por la puerta de la historia que te has contado durante mucho tiempo es normal asustarse. Soltar ese papel es una forma de muerte. Por eso cuesta tanto soltar las historias. Sin embargo, no parece que haya otra forma de entrar en el mundo real.

Tras estas reflexiones asociadas a la pregunta ¿Triunfas?, tal vez una de las claves es autorreconocer qué personaje adoptamos en la vida y si somos capaces de soltarlo y morir para renacer. No deja de ser un acto sagrado. Y se lo digo a mi amiga del alma.

Ella entonces añade que la identidad puede ser un concepto “muñeca rusa” con capas sociales y personales. Sí, hay que soltar. Pero también integrar. Y me invita a leer el libro “Devenir contemporáneo. ¿Cómo podemos metamorfosear el Mal?” de la filósofa Christine Gruwez.

¿Y eso?

Es una semilla para realmente triunfar gestionando las diferencias que surgen con uno mismo y con los otros. Pasar del estado de espectador al de acogedor sin condiciones. Un triunfo social, un triunfo humano. El resto de triunfos pueden ser un espejismo de personajes en un escenario. Como las guerras. Como la muñeca rusa. No es fácil. Sí, es posible.

Así lo hace Laura Alcaide organizando e impulsando la Festa de les Tres Cultures. En Sabadell. El próximo 25 de mayo. Una apuesta por la convivencia, el encuentro y la presencia entre cristianos, judíos y musulmanes. Un diálogo. Un atrevimiento. Sí. Tal vez un triunfo.

Publicado originalmente en https://blogs.lavanguardia.com/entrefronteras/2024/03/07/triunfas-la-muneca-rusa-43652/